Nuestro orgullo es nuestro viñedo. Alrededor de 100 hectáreas y con una antigüedad media de 30 años, aunque hay cepas que alcanzan más de 100 años. Hemos conservado las variedades de uva y los clones más antiguos que nuestros antepasados seleccionaron de forma laboriosa, generación tras generación.
A lo largo de los años hemos elegido los mejores terrenos para cada variedad: en las zonas tardías, variedades de ciclo corto (Tempranillo, Sirah, Cabernet) para obtener más días de maduración. En las más tempranas, variedades de ciclo largo (Garnacha, Vidadillo y Cariñena) para asegurar una buena maduración.